Cuba endurece el control de internet tras las protestas

Escrito por el agosto 19, 2021

REUTERS

El gobierno cubano ha introducido nuevas regulaciones sobre el uso de las redes sociales e internet, que los críticos dicen que tienen como objetivo sofocar la disidencia.


 

Los decretos se publicaron a raíz de las mayores protestas antigubernamentales que arrasaron la isla dirigida por los comunistas en décadas.

La gente utilizó las redes sociales para compartir imágenes de las manifestaciones e galvanizar a los simpatizantes.

Los decretos convierten en delito la incitación a actos “que alteran el orden público”.

También ordenan a los proveedores de internet que corten el acceso a aquellos que “difunden noticias falsas o dañan la imagen del Estado”.

Fueron publicados en el diario Gaceta Oficial poco más de un mes después de que miles de cubanos salieran a las calles en una rara muestra de ira con el gobierno comunista.

Las protestas, que comenzaron en la pequeña localidad de San Antonio de los Baños, parecían no tener un organizador formal, pero parecen haber sido convocadas a través de un foro comunitario en línea.

Rápidamente se extendieron por todo el país después de que se compartiera ampliamente una transmisión en vivo en Facebook de las personas que asistieron a la marcha improvisada en San Antonio.

 

El acceso a Internet móvil en Cuba solo se introdujo en diciembre de 2018, pero ha dado a los cubanos la capacidad de obtener noticias de fuentes distintas a los medios controlados por el Estado.

Sin embargo, la red de telecomunicaciones de Cuba sigue bajo el control del Estado y en las horas y días posteriores a las protestas, los usuarios descubrieron que no podían acceder a Facebook, WhatsApp, Instagram o Telegram.

El director de Netblocks, una firma de monitoreo de internet con sede en Londres, dijo a la agencia de noticias Associate Press en ese momento que los cortes parecían ser “una respuesta a la protesta alimentada por las redes sociales” por parte del gobierno cubano.

Funcionarios cubanos dijeron que los nuevos decretos tenían como objetivo mantener a los cubanos a salvo de la ciberdelincuencia.

El viceministro de Comunicaciones, Wilfredo González, dijo a la agencia de noticias AFP que las nuevas regulaciones fueron traídas para proteger los datos personales de los cubanos y “su privacidad”.

Pero agregó que también protegerían a los funcionarios estatales, ya que bajo las nuevas reglas “nadie puede denigrar a un funcionario de nuestro país o de nuestro proceso revolucionario”.

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, escribió en Twitter que los decretos eran una medida para reforzar el control del gobierno sobre internet.

Vivanco añadió que “impactar en el prestigio del país” se consideraría ahora un “incidente de ciberseguridad”.

Todavía no se han anunciado las penas para quienes incurran en esos “delitos”.


 

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com