Canción actual

Título

Artista


Alicia Keys y su repóker de polémicas: racismo, infidelidad, Disney…

Escrito por el junio 11, 2021

A sus 40 años recién cumplidos, la neoyorquina puede presumir de una carrera más que exitosa: ha vendido 45 millones de discos y ha conseguido 15 premios Grammy. El año que viene estará de gira en nuestro país, pero antes Alicia Keys está de promoción para presentar su autobiografía ‘More myself: mi viaje’, que ha editado nada menos que Oprah Winfrey.

“Este libro está dedicado al trayecto, y a todos los que caminan conmigo por él. Pasado, presente y futuro. Todos habéis hecho que sea más yo misma, y estoy profundamente agradecida”, así arranca su libro de memorias, en el que relata cómo ha logrado triunfar en la industria musical sin apenas medios y con su madre como referente vital.

La cantante lleva casi la mitad de sus cuatro décadas de vida dedicándose a la música profesionalmente y convertida en un rostro conocido por todos. Algunas de sus canciones se han convertido en himnos y han marcado a toda una generación que ha crecido con sus versos de fondo.

Ella ha ido evolucionando con el tiempo, desde unas posturas más discretas, marcadas por sus primeros años en los que el piano se convirtió en su seña de identidad, hasta el momento actual, en el que se encuentra en una cómoda posición en la que se permite alzar la voz, habiendo perdido ya el miedo ante las posibles repercusiones que sus opiniones puedan tener en su carrera.

Tal vez haya llegado hasta este punto porque, a pesar de intentar llevar una vida lo más discreta posible, ha tenido que enfrentarse a algunas polémicas y no todas relacionadas con su música; eso sí, las lleva con cierta resignación, al fin y al cabo no puedes gustarle a todo el mundo.

¿Robamaridos?

Alicia y su marido comenzaron a salir juntos, de forma oficial y según la revista ‘People’, en otoño de 2008; sin embargo, los rumores apuntan a que la relación comenzó antes, cuando el productor musical Swizz Beatz todavía era un hombre casado.

Esto, en lugar de provocar que todo el mundo le señalara a él, hizo que las miradas se centraran en Alicia, acusándola de ‘robamaridos’. De esto hace mucho, los tiempos han cambiado y actualmente una postura como esta sería impensable. Los rumores fueron avivados por la expareja de él, quien tiempo después hizo pública una carta en la que señalaba a la cantante por haber “destruido una familia”.

Alicia, por su parte, siempre defendió que su relación había comenzado meses después de la ruptura y que ella no tenía nada de lo que defenderse porque no era cierto. Esto ya es historia antigua, la pareja está felizmente casada desde 2010 y tienen dos hijos en común, además del mayor, que Swizz aportaba al matrimonio.

Disney no es bueno para sus hijos

Precisamente sus hijos son los protagonistas de otra de las polémicas a las que ha tenido que hacer frente. La artista no considera que los mensajes de las tradicionales películas de Disney, sobre todo los cuentos de hadas, sean una lección que sus hijos deban aprender, y por eso se muestra reticente a dejarles ver, por ejemplo, ‘Blancanieves’.

Esta férrea disciplina le ha costado más de un disgusto con sus seguidores, que no parecían estar conformes cuando se supo la noticia. Alicia quiere educar a sus hijos en un mundo más igualitario, donde la mujer no sea la encargada de limpiar la casa a no ser que sea su decisión personal y donde los hombres no se sientan cohibidos por no cumplir los cánones de la masculinidad existente.

De hecho, su propio hijo fue ejemplo de ello. El pequeño se pintó las uñas de los colores del arcoíris para después arrepentirse y pedirle a su madre que eliminara el esmalte porque “a la gente no le va a gustar”. Alicia lo utilizaba como ejemplo en sus redes sociales para concienciar a todos sobre cómo la sociedad en la que vivimos nos influye desde pequeños. Genesis solo tenía 4 años en esa época.

Adiós, maquillaje, adiós

Una sociedad que a ella también la ha influido; de hecho, dejó a todo el mundo atónito cuando afirmó que no tenía intención de maquillarse nunca más. A ‘cara lavada’ se enfrentó a las cámaras de todo el mundo para probarlo, cansada de sentir la presión de verse siempre perfecta por si alguien quería sacarse una fotografía con ella.

Una corriente, la de no llevar maquillaje, que muchas celebrities incorporaron a través de alguna imagen en sus redes sociales, pero que Alicia abrazó como propia, dejando de lado los maquillajes más cargados incluso para sus apariciones televisivas o sus actuaciones. Eso sí, no descarta usar una base o máscara de pestañas de vez en cuando.

Una vez más, ella defendía que cada cual debía ser fiel a sí misma y hacer lo que considerara adecuado sin que le importara lo que pensaran los demás, pero su decisión la convirtió en el blanco de muchas críticas, llegando a ser acusada de odiar el maquillaje.

¡Racista!

El odio no forma parte de su vida, aunque en ocasiones se han empeñado en señalar que así era. Durante los primeros años de su carrera fue tildada de racista. Unas poco claras declaraciones la obligaron a tener que matizar sus palabras.

El tiempo le ha dado la razón, pues hace escasos días ha hecho pública una nueva campaña a través de su movimiento We are Here. Con ella pretende denunciar la violencia policial en Estados Unidos, en concreto la que sufren las personas racializadas, que son quienes más enfrentan este tipo de agresividad.

Un pequeño extra

Porque además de estas polémicas, que han marcado su carrera, Alicia también se ha visto convertida en el centro de la noticia a su pesar; queremos incluir algunas curiosidades más. Por ejemplo, la broma en la que parecía que su compañero de profesión Jason Derulo le partía el dedo con la tapa del piano no ha sido bien recibida. Hay quienes la encontraban excesiva.

 

Casi tanto como la casa que se compró en 2019 para vivir junto a su familia, una vivienda de lujo que había aparecido en la tercera parte de ‘Iron Man’ y que consiguió por 19 millones de dólares, al bajar el precio desde los 30 millones iniciales. Fue acusada por algunos de sus seguidores de derrochar su propio dinero, algo que les pareció poco propio de ella. Ella prefiere defender que es capaz de tomar sus propias decisiones, sin importarle lo que piensen los demás.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *